¿Votar el 1-O?

El 1 de octubre el gobierno catalán pretende convocar un referéndum sobre la independencia fuera de la ley y sin garantías democráticas.

Somos muchos y muchas quienes hemos decidido no participar. Éstas son nuestras razones:

1. El socialismo catalán ha tenido como prioridad la unidad civil del pueblo de Cataluña, y este simulacro de referéndum, unilateral e ilegal, puede dividir la sociedad catalana sin resolver ningún problema.

2. Una cuestión tan compleja, tan trascendental y con tantas consecuencias, no se puede decidir en un día, en un minuto, evitando la deliberación y el esfuerzo de consensuar, que es la mayor expresión de la democracia. Una ley aprobada con prisas, con el único apoyo de la mayoría independentista en el Parlament de Catalunya, a pocas semanas de la celebración del referéndum, no puede ser el instrumento para tomar una decisión que pretende acabar con más de cinco siglos de relación entre Cataluña y el resto de España.

3. El simulacro de referéndum que se pretende convocar no será efectivo ni vinculante, ni tendrá suficientes garantías democráticas, ni tampoco tendrá ningún reconocimiento internacional. No está amparado ni en la Constitución, ni en el Estatut d’Autonomia de Catalunya, ni en el Derecho Internacional, como así ha dicho la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, el Tribunal Constitucional, el Consell de Garanties Estatutàries de Catalunya y los letrados del Parlament de Catalunya.

4. No tiene ninguna garantía democrática. Con un régimen electoral aprobado por una mayoría inferior a los dos tercios de los miembros del Parlament exigida por el Estatut de Catalunya, sin representación del poder judicial, con un censo no oficial (ya que es competencia estricta del Estado), con interventores que solo defienden una de las opciones, con unas mesas compuestas por personas voluntarias que defienden una opción determinada, o sin exigencia de quórum mínimo de participación, entre otras deficiencias.

5. No aceptamos la disyuntiva “o independencia o seguir como hasta ahora”. Nosotros queremos renovar el acuerdo para fortalecer la autonomía de Cataluña, mejorar su financiación y reconocer el carácter plurinacional de España en el marco de un Estado federal. Un acuerdo que sea sometido a referéndum para saber si los catalanes y las catalanas y el conjunto de españoles y españolas lo dan por bueno.

6. Los y las socialistas queremos votar de verdad, respetando la ley, con plenas garantías democráticas, tras un esfuerzo sincero de diálogo, negociación y pacto. Rechazamos cualquier iniciativa unilateral e ilegal, porque estamos convencidos y convencidas que así no se soluciona el problema, sino que se agrava.

7. La convocatoria del 1 de octubre es una operación política en favor de la independencia al servicio de los intereses de los y las independentistas. ¡Con nosotros, que no cuenten!

 

Deja un comentario