Más Autonomía

Los ciudadanos y las ciudadanas de Cataluña necesitamos y estamos en condiciones de dar un salto adelante en materia de autogobierno. Necesitamos más autonomía: eliminando duplicidades, interferencias, conflictos de competencias, derroche de recursos y energías. Debemos desarrollar las previsiones del Estatuto de 2006, culminar el traspaso de las transferencias pendientes, impulsar la reforma de leyes orgánicas estatales como la que regula el poder judicial y la administración y las haciendas locales. Queremos reforzar las políticas de ordenación, defensa y promoción de la lengua catalana, especialmente en cuanto a las competencias de educación y cultura. Y queremos incorporar a la Constitución el reconocimiento de los derechos históricos de Cataluña, hoy recogidos en el artículo 5 del Estatuto de Autonomía, así como competencias derivadas de la singularidad catalana como las relativas a seguridad. Necesitamos también reforzar los mecanismos de participación en la definición y desarrollo de las políticas del Estado, así como los instrumentos de cooperación entre los diversos niveles de administración. También queremos un tratamiento específico que haga posible el pleno ejercicio de la capitalidad de Barcelona a partir del reconocimiento de su importancia estratégica y simbólica.

Somos plenamente conscientes de que parte de la insatisfacción existente en Cataluña se deriva de la falta de reconocimiento de elementos simbólicos referidos a su identidad nacional y a su historia.

Para superar esta insatisfacción, nos proponemos:

  • Aprobar una Proposición de Ley Orgánica de reconocimiento y amparo de la pluralidad lingüística de España.
  • Culminar el reconocimiento de la pluralidad lingüística en el Senado.
  • Asegurar la presencia de Cataluña y de las culturas catalana y aranesa en la UNESCO, y creación en Barcelona de una oficina técnica de coordinación de la presencia en este organismo internacional de las diversas lenguas y culturas españolas.
  • Resolver cuestiones relativas a la memoria histórica, como la anulación radical y expresa del juicio al president Lluís Companys, avanzando en el camino de los esfuerzos realizados en este ámbito a través de la Ley de Memoria Histórica, así como de todos los demás procesos y sentencias o resoluciones dictadas por órganos penales o administrativos del franquismo por razones ideológicas, políticas o de creencias.
  • Finalizar los proyectos de soterramiento de las vías convencionales de Ferrocarril en L’Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, Sant Feliu de Llobregat y Montmeló.

Los acuerdos de Granada y la Declaración de Barcelona contienen nuestros compromisos al respecto.

 

Deja un comentario