España Federal

Existe un problema de encaje entre Cataluña y el resto de España. Un problema complejo, de raíces profundas y una causa bien concreta y relativamente reciente: la Sentencia del Tribunal Constitucional que alteró el Estatuto aprobado en referéndum por los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña.

La ausencia de diálogo entre los gobiernos de Cataluña y España en los últimos cinco años no ha hecho sino agravar el problema.

Está claro que este problema no tendrá una solución unilateral ni ilegal. La mayoría de los catalanes quieren encontrar una solución a través del diálogo, la negociación y el pacto, que debería culminar en una reforma constitucional federal.

Un pacto que debería servir para fortalecer el autogobierno de Cataluña, mejorar su financiación y reconocer el carácter plurinacional de España que ha de convertirse en un Estado plenamente federal.

Este pacto debería ser ratificado en las urnas por la ciudadanía de Cataluña y el conjunto de los ciudadanos españoles.

España necesita una reforma profunda de nuestra Constitución. Los socialistas llevamos años apuntando la necesidad de renovar el pacto político, social y territorial que nos dimos en 1978. Además de la necesaria modernización y actualización del texto, la transformación de España en un Estado plenamente federal debe servir también para profundizar en su esencia democrática y para garantizar su carácter social, respondiendo a los anhelos de cambio de una mayoría de catalanes, así como de una mayoría de españoles.

Esta reforma constitucional debe prever, en lo referido a la organización territorial del Estado, al menos cuatro grandes cuestiones: el reconocimiento de las aspiraciones nacionales de Cataluña; unas nuevas reglas para el reparto competencial que mejoren el autogobierno de la Generalitat desde el respeto y la lealtad institucional; un acuerdo sobre la financiación autonómica que dote de recursos necesarios para el sostenimiento de las grandes políticas públicas; y el establecimiento de un Senado federal como mecanismo de representación territorial de las comunidades autónomas, facilitando así su participación en la toma de decisiones en el ámbito estatal.

Deja un comentario